Sin categoría

La carta de amor perpetuo.

9 años tengo y todavía te quiero desde los 7 años.

Te escribo esta carta porque te extraño.

No te veo pero te siento en mi pecho, leer tus respuestas me secan el sufrimiento.

Pasaron 2 años y todavía te quiero, aunque estemos cerca yo te sigo escribiendo “Sos amorosa y simpática como un ángel del cielo, ni el paraíso se compara con tus ojos de eminencia”.

Este día lloro, porque me voy de nuevo, a otro lugar mucho mas lejos, nose si mi corazón aguantara tanto sufrimiento. Me quiebro como una botella, continuo solo con mis palabras.

” Yo te voy a seguir escribiendo”

No te olvides de mi porque hoy me di cuenta que te amo con el mas sincero de los amores verdaderos.

Pasaron 10 años y te amo… Pero no te encuentro por ningún lado…

Sigo mandando cartas a la misma dirección desde hace 5 años, no hay respuestas en mi buzón.

Desde que nos separamos todo fue doloroso, en ese lapso de años no te vi. Te he mandado al rededor de 3847 cartas con deseo de verte reír y en este caso… con deseo de sentir tus labios.

Pasaron 22 años y todavía te deseo. Tengo una vida incompleta, la cual le falta lo mas importante que se encuentra en la pareja. No estando a mi lado no puedo sentirme satisfecho, creo en la perseverancia, en el amor y las distancias. Por favor necesito que estés conmigo.

¡¡¿Donde estarás?!!.

Sos única para mi, sin vos no hay vida por vivir , la llama de mi interior que una vez se prendió no se calmara hasta que se cubra ese espacio en mi interior.

Los del correo me dijeron ” no mandes mas a la misma dirección porque te devolveremos las cartas, ya que la señora se mudo y no sabemos a que dirección”

Ya pasaron 46 años… soy viejo…

Me diagnosticaron cáncer del corazón, no me quedan muchos días por seguir, maldita se la condena de ser humano; a su vez… que hermoso lo es serlo. Mi único deseo es seguir escribiéndote, de esta manera se que mis recuerdos perduraran y mi corazón vivirá un poco mas con la fuerza que te anhelara por siempre.

Porque no te veo; lloro en mis silencios.

Mi ultima carta, la billonecima, la envuelvo en lagrimas de hierro.

Una llamado en mi teléfono me hace palpitar cuando estaba quebrado. Era el correo, y me dicen ” La señora a la que usted le manda, se retiro hace 45 años del pueblo. Ella vive encerrada en una casa al oeste. Se que esta información no la tenemos que dar y mi empleo voy a sacrificar, pero investigue tanto que la pude localizar” . Me explico como llegar, sin dudarlo y con todos los esfuerzos posibles que me daba mi vejez me levante.

Llore, llore y llore.

El auto que pedí llego para llevarme.

Ese trayecto fue infinito para mi. Mi cabeza empezó a pensar ” voy a ver a la mujer que tanto ame y abrazarla con estos brazos ensangrentados que escribieron eones de deseos.

Baje apurado incluso me caí en la nieve, golpee la puerta.

Te vi.

Nunca estuve tan feliz como hasta hoy. Fuimos a mi casa donde te mostré la cantidad de cartas rechazadas por el correo.

Como te amo.

Pero esta tarde, te agarro fuerte las manos que tocaron mis consentimientos, porque justamente hoy… Yo me muero…

Te bese los labios de tu cuerpo demacrado y moría de ganas por darte halagos.

Con este ultimo beso yo muero, lo único que queda es un alma, que te espera en los grandes cielos.

No te olvides de mi, escribiere en las nubes para que te des cuenta que aun yo sigo esperándote, por mas trascendente que sea las acciones mi corazón, no te dejare a vos.

birrul-walidain-810x500

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s